Tag Archives: fernblock

HELIOCARE 360 JUNIOR. LA FOTOPROTECCIÓN ORAL DE LOS MÁS PEQUEÑOS

Vuestro hijo se va de excursión.  Va a estar expuesto al sol horas y horas y no confiáis en que, con su edad, vaya a replicarse la crema adecuadamente – más bien dudáis que vaya a replicársela en algún momento. Lógico. Es un niño y, como tal, no es consciente de que el mayor daño de la radiación solar se produce antes de los 18 años, siendo determinante para el futuro de su piel. ¿ Solución? Fotoprotección oral adaptada a niños de 4 a 12 años. Cantabria Labs aumenta su familia solar con Heliocare 360 Junior Oral Sticks. No hace falta que vuelva a comentaros los innumerables beneficios de los complementos alimenticios a base del helecho Polypodium Leucotomos, más conocido por su nombre comercial, Fernblock, buque insignia de toda la linea Heliocare, capaz de aumentar la resistencia de la piel frente a la quemadura solar, preservar la inmunidad cutánea, neutralizar y reparar los daños causados por la radiación solar.

Pues bien, los nuevos sticks orales de Heliocare contienen solamente 150 mg de Fernblock de última generación, sin ningún tipo de vitamina añadida, como ocurre con Heliocare Ultra D y Heliocare 360. Supone un interesante plus fotoprotector, capaz de cubrir el 100% de la superficie corporal, mucosas y cuero cabelludo, al distribuirse por vía sistémica, aunque, ojo, no debemos olvidar que un complemento alimenticio solar no puede sustituir la fotoprotección tópica, sino que la complementa. Me gusta la idea y le veo muchas salidas a tener en cuenta – días de intensa exposición solar de los niños, sin nosotros cerca para poder controlar si están debidamente protegidos, atopías, alergias, pieles sensibles … – ya que Heliocare tiene la particularidad de que es el único fotoprotector oral a dosis primera y única, lo cual significa que su toma resulta eficaz incluso de modo puntual.

El tratamiento cuenta con 30 sticks con sabor a naranja. No requieren agua para su consumo y son aptos para celiacos y diabéticos, al no llevar gluten, glucosa ni lactosa.

Leer más

HELIOCARE 360 OIL FREE DRY TOUCH. LA FOTOPROTECCIÓN INVISIBLE

image

Laboratorios Cantabria se marcaron un hito importante el pasado año con el lanzamiento de su línea solar Heliocare 360, una fórmula exclusiva que ofrece la mayor cobertura frente a la radiación solar. De ahí su nombre, 360 grados, por ser una de las líneas fotoprotectoras de mayor espectro del mercado. Y es que esta gama incluye activos específicos para proteger no sólo de los rayos UVA y UVB, sino también de la luz visible y los rayos infrarrojos, que cada vez ganan más protagonismo en cuanto a daño solar se refiere.

Dicho esto, voy a centrarme en el nuevo miembro de la familia, el Gel Oil Free Dry Touch, que me ha sorprendido gratamente y eso, en fotoprotección facial, no creáis que es tarea fácil. A pesar de que está ideado para pieles grasas, ya que cuenta con un complejo seborregulador y matificante, gracias a la acción de la fitoesfingosina y el Aminat-G, de acción antiinflamatoria, así como el sistema Sunblemish, matificante, secante y que no deja efecto blanqueante en la piel – algo fundamental en un solar – es un producto que yo recomendaría a todo tipo de pieles. Desde mi punto de vista y experiencia, la mayoría de la gente, sea cual sea la tipología de su piel, busca en un fotoprotector que se absorba de inmediato, de efecto mate, una textura no grasa y un acabado toque seco.

Al igual que toda la gama 360, el Gel Oil Free Toque Seco contiene Fernblock, sello distintivo de Heliocare, enriquecido con ferúlico y cafeico, lo cual, combinado con vitaminas C y E, potencian su efecto fotoprotector. Por su parte, los roxisomas llevan a cabo una acción reparadora del daño solar.

Leer más

HELIOCARE ULTRA-D, FERNBLOCK Y VITAMINA D CONTRA EL DAÑO SOLAR

Vamos con un clásico en fotoprotección oral. Las cápsulas Heliocare Ultra-D son todo un referente en cuanto a ofrecer un extra de protección desde el interior. No en vano son las cápsulas solares más recomendadas por los dermatólogos.  Este complemento  alimenticio previene del daño ocasionado por el sol en exposiciones solares intensas a la radiación ultravioleta, como en caso de fotodermatosis, pieles sometidas a procedimientos dermocosméticos, tipo peelings, láser, personas que estén tomando medicación fotosensibilizante, o bien pieles con antecedentes de cáncer de piel.

Heliocare Ultra-D debe su nombre a la vitamina D, presente en su fórmula, cuyo cometido es favorecer la absorción del calcio y el fósforo, mantener huesos y dientes en buen estado y favorecer un buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Pero, sin duda, el activo estrella de estas cápsulas y que marca la diferencia respecto a su competencia directa, es el Fernblock, patente de la casa. Procedente del extracto del helecho Polypodium Leucotomos, originario de America Central, esta planta surgió en un entorno acuático y fue evolucionando hasta adaptarse a la vida terrestre, para lo cual hubo de desarrollar mecanismos de defensa frente a los rayos UV. El Fernblock aumenta tres veces la resistencia natural de la piel al sol y protege las zonas  donde la aplicacion tópica no es posible, como ojos y zonas pilosas, ofreciendo fotoinmunoprotección, antioxidación, protección celular y protección de la arquitectura cutánea.

Contienen, a su vez, carotenoides, como la luteína y el licopeno, potentes antioxidantes que actúan protegiendo a las células del estrés oxidativo, provocado por la acción de los radicales libres.

Por su parte, las vitaminas C y E, que también previenen el daño oxidativo, está demostrado que combinadas en un mismo compuesto, amplifican el efecto protector de otras sustancias.

En cuanto al modo de empleo, se recomienda tomar una cápsula al día, antes de la exposición solar. No está de más que la fotoprotección oral es un complemento a la fotoprotección por vía tópica, es decir, por sí sola no protege de los efectos nocivos de los rayos del sol.

Leer más

MIS ÚLTIMOS DESCUBRIMIENTOS EN PROTECCIÓN SOLAR FACIAL

Soy una auténtica maniática de las texturas, en cuanto a protección solar se refiere. Quizás sea por esa constante tendencia a llenarme de granos después de la época de sol. Ese curioso fenómeno que algunos dermatólogos han bautizado con el expresivo nombre de “acné de Mallorca”, ya que suele manifestarse después del verano, como consecuencia de una mala elección del protector solar utilizado, que ha acabado por obstruir los poros, lo que conlleva la aparición de granos e impurezas varias.

Es por ello que soy tan reacia a cambiar de protector solar – llevo cerca de 6 años fiel al Fluído Extremo Anthelios de la Roche Posay -, aunque últimamente he ido descubriendo productos que me están sorprendiendo gratamente, ya que se absorben con mucha facilidad, a la vez que mantienen a raya los brillos y los granitos. Si en una ocasión ya os hablé de las bondades del Fusion Fluid de ISDIN, todo un descubrimiento el pasado verano, hoy le toca el turno a Heliocare. Una amplia familia, que no deja de crecer, y en la que hay productos superinteresantes. En esta ocasión, me voy a centrar concretamente en dos protectores faciales que me han enamorado casi desde la primera aplicación: Heliocare Toque de Sol 50 y Heliocare Advanced XF Gel 50.

Como denominador común, estos dos fotoprotectores, al igual que toda la gama solar de Heliocare, no contienen parabenes, contienen filtros físicos y químicos, así como un filtro de origen biológico patentado por estos laboratorios, el Fernblock, un helecho tropical que aporta propiedades antioxidantes e inmunoprotectoras: protege el ADN, aumenta la tolerancia a las quemaduras solares, previene el fotoenvejecimiento y preserva las defensas de la piel.

Leer más

El Fernblock, utilizado por Heliocare como filtro, es un extracto de helecho tropical que, en su paso de la vida acuática a la terrestre, desarrolló mecanismos naturales de protección frente a las radiaciones solares.

Leer más

HELIOCARE ADVANCED TOQUE DE SOL

Una de mis favoritas. Me encanta el efecto buena cara que aporta al rostro, sin añadir color. Este gel crema aporta mucha hidratación y luminosidad, gracias al ácido hialurónico y el Aloe vera, así como a los pigmentos iluminadores.

Su textura es muy fundente y agradable, aparte de que no es comedogénica. Este protector tiene un ligero tono amarronado, que puede conducir a engaño y hacernos pensar que se trata de una crema con color. Sin embargo, nada más aplicarlo, ya notaremos que lo que hace es añadir luz al rostro, sin maquillaje añadido. Es un producto muy práctico para las típicas pieles que necesitan enmascarar pequeñas rojeces, ya que las disimula. Su precio, menos de 18 euros, más que bueno.

Leer más

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.