SENSIBILIDAD A FLOR DE PIEL

¿Sabíais que el 50% de las mujeres y el 30% de los hombres afirman tener la piel sensible? En ocasiones, se trata simplemente de malas elecciones en cuanto a los productos utilizados en el cuidado de nuestra piel, si bien es cierto que cada vez hay más casos de sensibilidad cutánea.

¿Qué entendemos por piel sensible? Es una piel hiperreactiva, es decir, reacciona más que una piel normal ante determinados estímulos externos o internos. Tiene un umbral de tolerancia muy bajo. Es entonces cuando aparecen determinados síntomas, tan característicos de este tipo de pieles, como picores, acaloramientos, erupciones, hormigueo, rojeces… Por otra parte, la piel sensible tiene alterada la función barrera, lo que lleva a la deshidratación e irritabilidad cutánea.

La piel sensible puede manifestarse en cualquier tipo de piel, ya sea seca, grasa, mixta, joven, madura… Es más habitual en mujeres que en hombres, en personas de piel muy clara o pelirroja,en niños y ancianos. Puede presentarse de pronto, sin avisar, o bien ir aumentando a medida que pasa el tiempo.

Existen muchos factores que influyen para tener una piel sensible:

– Físicos: cambios bruscos de temperatura, el frío y el viento, la exposición al sol.

_ Químicos: uso de cosméticos inadecuados, peelings con láser, ciertos medicamentos.

_ Emocionales: estrés, fatiga.

_ Cambios hormonales: sobre todo en la pubertad, embarazo y menopausia.

Para cuidar una piel sensible, debemos utilizar cosméticos diseñados específicamente para estas pieles, que eviten la irritación y traten la reactividad cutánea. Son cosméticos altamente tolerantes, con pocos ingredientes, sin determinados conservantes, perfumes ni tensioactivos. En definitiva, son productos que respetan el equilibrio natural de la piel. Las personas que tienen la piel sensible deben huir generalmente de los productos específicos antiedad, ya que éstos suelen contener principios activos irritantes, como retinol, AHA…

Sin embargo, existen numerosos ingredientes que pueden tratar y mejorar una piel hiperreactiva:

– Principios calmantes, con propiedades antiinflamatorias: extractos de regaliz, manzanilla, vid, bisabolol, aguas termales…

_ Principios hidratantes, como la proteína de avena, maíz, soja, la glicerina…

– Principios vasoprotectores, que estimulan la circulación, como el rusco, centella asiática, castaño de Indias, Hamamelis…

– Principios antirradicales libres, como el tocoferol, palmitato de retinol…

_ Principios nutritivos, como ceramidas, aceite de borraja, caléndula..

Afortunadamente, la cosmética actual ha dado buena cuenta del incremento de pieles sensibles, por lo que existen en el mercado numerosos productos adecuados para tratar una piel hiperreactiva. Yo os he seleccionado algunos tratamientos, que espero que os resulten de utilidad.

También te puede interesar
FRAGANCIAS ROGER&GALLET
RESIST ANTI-AGING EYE CREAM. POR FIN UN  CONTORNO DE OJOS DE PAULA’S CHOICE

Déjanos tus comentarios

Comentario

Nombre*
Página web

No te pierdas ni una publicación

Suscríbete a La Cremola y recibe todas las novedades por email.